Investigar música para un documental no ha sido cosa fácil, como ya lo han visto hasta este momento con la historia que venimos contando.

En la parte II de esta historia nos comprometimos a contarles lo que ocurrió cuando fuimos a buscar melodías o música indígena Muisca para nuestro cortometraje.  ¿Qué encontramos?  Nada.  Todas las fuentes coincidían en que no había registro o indicio alguno de la música indígena muisca y un silencio se impuso sobre todos.  La “invasión” había dejado un vacío musical que nos hizo pensar y sentir muchas tristezas en un solo momento; solo encontramos algunas piezas arqueológicas de instrumentos musicales resguardados en las entrañas de la tierra.  El proceso de mestizaje había sido muy fuerte.

¿Qué haríamos?  En ese momento y con más fuerza nos propusimos diseñar una melodía con los pedazos de historia que pudimos recoger.  Quisimos diseñar la melodía como un recordatorio de lo que no se debe hacer… “dominar al hombre para perjuicio suyo”.  Y más que nunca, quisimos incorporar esta historia a través de notas musicales como un recuerdo del pasado y como una lección para el presente.

Así, nos dimos en la tarea de buscar quién pudiera convertir en notas musicales todo este proceso lleno de sentimientos e historia y de esa manera llegaron a nuestro TYBSO, los músicos independientes Joaquín Cruz, Pablo García y Gustavo Quiroga.

Luego les seguiré contando qué ocurrió con las canciones, pero por ahora, dibujo en el pentagrama solo un signo de silencio, pongo la palabra “Selah” luego de este salmo para dar tiempo para pensar, o en nuestra cultura colombiana, propongo que nos sentemos en un andén de cualquier calle para aprender que uno no puede ir rompiendo pueblos, historias o siquiera un solo ser humano… Finalmente, necesitaremos otros signos de silencio para pensar en sinceramente perdonar, pararse y avanzar.

 

Ella Yelithza Ponce Verjel

Productora Ejecutiva de TYBSO, la guaca de Ráquira

http://www.paonius.com